Mensajes clave para directores y administradores de hospitales

Cometidos 

1.    Sus cometidos para ayudar a mejorar el uso de los antibióticos son [31,42,56,71,75]:
a)    Establecer un equipo multidisciplinario para el programa de  optimización del uso de los antibióticos en su hospital. Este equipo estará formado por especialistas en enfermedades infecciosas, microbiólogos clínicos y farmacéuticos, y debería recibir financiación y recursos.
b)    Apoyar la implantación de directrices sobre antibióticos y de medidas para la prevención y el control de las infecciones.
c)    Implantar actividades educativas dirigidas y programas de formación que:
i.    optimicen el abordaje diagnóstico y terapéutico de los pacientes;
ii.    garanticen que se siguen las recomendaciones sobre gestión responsable de los antibióticos;
iii.    aborden los factores conductuales que determinan un uso incorrecto de los antibióticos.
iv.    mejoren la prevención y el control de las infecciones asociadas a la asistencia sanitaria y la diseminación de bacterias resistentes a los antibióticos. 
d)    Animar a los médicos prescriptores y a los jefes del equipo de  optimización del uso de los antibióticos a colaborar y a realizar auditorías proactivas con comentarios.
e)    Fijar indicadores de calidad y parámetros de cantidad para medir el progreso y los resultados del programa de  optimización del uso de los antibióticos.
f)    Garantizar que los antibióticos incluidos en la lista de medicamentos del hospital estén siempre disponibles.
g)    Asegurar que el uso prudente de los antibióticos y la prevención de la resistencia a los antibióticos sean «medidas prioritarias» en el plan anual de su hospital.

Cuestiones que debería saber

2.    Los programas de  optimización del uso de los antibióticos, junto con las prácticas para la prevención y el control de las infecciones, pueden aumentar la seguridad y la calidad de vida de los pacientes y reducir los costes hospitalarios al mejorar el modo en que se usan los antibióticos y al reducir las infecciones por C. difficile y otros acontecimientos adversos [19,42].

Ejemplo 
La implantación de programas de  optimización del uso de los antibióticos ha permitido [46]:
•    Reducir el consumo de antibióticos en un 20 %.
•    Reducir la incidencia de infecciones intrahospitalarias.
•    Acortar la duración de las estancias hospitalarias.
•    Reducir el coste de los antibióticos en un 33 %. 

3.    Los especialistas en enfermedades infecciosas, los microbiólogos clínicos y los farmacéuticos clínicos son líderes fundamentales en el equipo de  optimización del uso de los antibióticos [56,76].

4.    Muchos médicos prescriptores y otros profesionales sanitarios creen que no cuentan con suficiente formación en el uso prudente de los antibióticos. Solicitan directrices locales sobre antibióticos, educación específica y equipos de  optimización del uso de los antibióticos [25,27]. 

5.    Los médicos son los responsables de la prescripción y deben participar plenamente en la toma compartida de decisiones con el equipo de optimización del uso de los antibióticos [42].

6.    Para que los equipos de optimización del uso de los antibióticos tengan éxito, necesitan el apoyo activo de otros profesionales en los hospitales, como profesionales en la prevención y el control de infecciones, médicos de urgencias, epidemiólogos hospitalarios y personal de enfermería y de TI [42,77].

7.    La mejora del uso de antibióticos en el departamento de urgencias puede mejorar el uso de los antibióticos en toda la organización, ya que el servicio de urgencias es un punto de acceso habitual a la hospitalización [77].

8.    Tanto las medidas restrictivas como las persuasivas pueden reducir el uso de antibióticos [19,43,54,56]:
•    Las medidas restrictivas son las decisiones relativas a antibióticos concretos antes de la aprobación y después de la autorización.
•    Las medidas persuasivas comprenden auditorías y comentarios por especialistas en enfermedades infecciosas, microbiólogos y farmacéuticos.

9.    Las directrices sobre antibióticos y las sesiones clínicas educativas periódicas mejoran la forma en que los médicos tratan las infecciones [78].

10.    Ciertas estrategias estructurales pueden mejorar la prescripción de antibióticos y los resultados de los pacientes. Algunas de ellas son [54,79-81]:
•    decisiones con apoyo informático, que combinan datos sobre indicaciones clínicas, datos microbiológicos y datos sobre prescripción;
•    uso de pruebas rápidas y de diagnóstico inmediato.

Lo que puede hacer en su hospital o centro

11.    Apoye a su equipo multidisciplinario de  optimización del uso de los antibióticos mediante la designación de los jefes específicos responsables de rendición de cuentas y conocimientos especializados de medicamentos y la declaración de las funciones de apoyo de otros grupos esenciales [42,71]. 

12.    Conceda prioridad a la optimización del uso de los antibióticos y las políticas de prevención y control de las infecciones, así como a las estrategias y actividades que respalden el uso prudente de los antibióticos y prevengan la diseminación de bacterias resistentes a los antibióticos [31,71]. 

13.    Proporcione fondos y recursos para un programa de optimización del uso de los antibióticos (que incluya, p. ej., salarios para personal especializado, capacidades de TI, pruebas rápidas y de diagnóstico inmediato) [31]. 

14.    Financie y promueva actividades educativas, formación y reuniones sobre la optimización del uso de los antibióticos y la resistencia a los antibióticos para todos los profesionales sanitarios (médicos, especialistas en enfermedades infecciosas, farmacéuticos, microbiólogos y personal de enfermería) [19,53,56].

15.    Refuerce las actividades de vigilancia para el uso de antibióticos y resistencia a los antibióticos [56].

16.    Estimule el cumplimiento de las directrices basadas en datos contrastados para el diagnóstico y el tratamiento de infecciones habituales y para la profilaxis antibiótica perioperatoria. Si su hospital no dispone de estas directrices, apoye su desarrollo [31,54,56].

17.    Fomente el uso de los patrones locales de resistencia microbiológica y a los antibióticos para fundamentar las directrices y las elecciones de antibióticos empíricos [31].

18.    Promueva el cumplimiento de directrices basadas en datos contrastados sobre medidas de control de las infecciones con el fin de reducir la transmisión de bacterias resistentes a los antibióticos [82]. 

19.    Promueva auditorías proactivas y asegúrese de que cada médico prescriptor reciba comentarios [54,56].

20.    Promueva la revisión entre iguales de las prescripciones de antibióticos y el control de las infecciones, y estimule la comunicación entre profesionales sanitarios [71].