Mensajes clave para los servicios de urgencias [médicos y directores]

1.    Usted se encuentra en una situación destacada para mejorar la prescripción de antibióticos en los pacientes ingresados y ambulatorios, ya que su departamento es el punto de unión entre el hospital y la comunidad [77].

2.    Las pautas antibióticas instauradas en su departamento tienen una enorme influencia en la continuación del tratamiento en el hospital y en los centros ambulatorios [77].

Cometidos
3.    Los cometidos clínicos para ayudar a mejorar el uso de los antibióticos son [102] [consenso de expertos]:
a)    Seguir las directrices sobre antibióticos basadas en datos contrastados para las infecciones habituales. 
b)    Decidir sobre la dosis inicial del antibiótico para los pacientes ingresados.
c)    Obtener cultivos adecuados, antes del comienzo del tratamiento antibiótico, que permitan ajustarlo o suspenderlo durante la hospitalización.
d)    Comunicar todos los antecedentes de interés de los pacientes y las decisiones terapéuticas a los médicos responsables del seguimiento en el hospital o ambulatorio.
e)    Informar a los pacientes (y a sus familias) sobre la indicación del antibiótico prescrito, sus posibles efectos secundarios y su uso correcto.

4.    Las tareas del departamento son [77] [consenso de expertos]:
a)    Proporcionar directrices basadas en datos contrastados sobre el uso hospitalario de antibióticos y rutas clínicas para el diagnóstico, el tratamiento y el control de las infecciones más habituales que tratan en su departamento (es decir, infecciones respiratorias, infecciones de la piel y los tejidos blandos, infecciones urinarias y septicemia). Deberían incluir la indicación, la elección del fármaco, la dosis, la vía de administración y la duración del tratamiento.
b)    Garantizar que las directrices incorporen los patrones de resistencia microbiológica y a los antibióticos y que reflejen la lista de medicamentos del hospital.
c)    Reforzar el seguimiento en tiempo real y la interpretación de los datos de los cultivos microbiológicos, en coordinación con el laboratorio de microbiología, para proporcionar de manera eficiente los resultados a los médicos prescriptores.
d)    Formar al personal en enfermedades infecciosas y el uso prudente de los antibióticos.

Lo que puede hacer
5.    Siga los protocolos de tratamiento antibiótico, elaborados a partir de directrices basadas en datos contrastados (p. ej., septicemia [74], infecciones urinarias [103], infecciones de la piel y los tejidos blandos [104]) y aplique las medidas para la prevención y el control de las infecciones que haya implantadas en su servicio [31] [consenso de expertos].

6.    Obtenga una anamnesis minuciosa del paciente cuando vaya a prescribir un antibiótico, que incluya el uso reciente de antibióticos, las alergias a medicamentos, el uso de tratamiento inmunodepresor y los factores de riesgo de resistencia a los antibióticos (por ejemplo, hospitalización reciente, intervención reciente o viajes recientes fuera de Europa) [31].

7.    Manténgase informado de los patrones locales de resistencia a los antibióticos en la comunidad, en el hospital y en su departamento [31] [consenso de expertos].

8.    Empiece el tratamiento antibiótico solo si hay pruebas de una infección bacteriana y no trate la colonización [31,72].

9.    Evite la profilaxis antibiótica innecesaria [31,73].

10.    En el caso de los pacientes con infecciones graves, instaure un tratamiento antibiótico eficaz lo antes posible [31,74].

11.    Asegúrese de que se obtengan cultivos antes del comienzo de los antibióticos [31,42,70,71].

12.    Documente la indicación del tratamiento antibiótico, la elección del fármaco, la dosis, la vía de administración y la duración del tratamiento en la historia clínica del paciente [31,42,70,71].

13.    Si tiene alguna duda antes de recetar un antibiótico, debería [25,26,53,70] [consenso de expertos]:
•    Consultar los datos epidemiológicos locales, regionales y nacionales.
•    Pedir ayuda y asesoramiento a un compañero de nivel superior o a un miembro del equipo de gestión responsable de los antibióticos.

14.    Participe periódicamente en cursos de formación y en reuniones que respalden la implantación en el hospital de: a) un uso prudente de los antibióticos, b) directrices sobre antibióticos locales basadas en datos contrastados y c) medidas de prevención y control de las infecciones [52,53].